Cetoacidosis diabética: tratamiento y síntomas

La cetoacidosis diabética es un estado que aparece en ciertas personas con diabetes cuando no pueden utilizar el azúcar que hay en el cuerpo como fuente de energía. Este fallo se presente debido al bajo nivel de insulina y el mecanismo natural para producir energía orgánica aprovecha, en su lugar, la grasa del cuerpo acumulada. Así que hay un restablecimiento del metabolismo pero a su vez también aparece un aumento de químicos o cetonas en el cuerpo.

A medida que aumenta la demanda y la utilización de las cetonas hay una acumulación en sangre y en la orina. A ciertos niveles las cetonas son un problema muy serio para la salud ya que son tóxicas. Cuando existe un nivel elevado es cuando aparece también la denominada cetoacidosis metabólica.

Tratamiento cetoacidosis diabética

Siempre es necesario tratar de corregir el nivel alto de glucosa en sangre mediante la administración de insulina. Debido a que no es posible aprovecharla por parte del organismo de forma natural hay que ayudar mediante inyecciones.

También hay un restablecimiento de los líquidos del cuerpo humano. La cetoacidosis diabética y su tratamiento consiste en bajar la glucosa, reponer el líquido y tratar la falta de apetito, vómitos y otros síntomas que pueden aparecer con este cuadro clínico.

La cetoacidosis diabética dura aproximadamente 24 horas en el pico más alto. En este intervalo de tiempo el paciente empieza a responder al tratamiento y reduce los síntomas asociados. No obstante, es posible necesitar más tiempo para reponerse y conseguir la recuperación. Cada persona tiene un ritmo para eliminar la acidosis metabólica o el exceso de toxinas una vez que es tratada. Algunos valores como la edad, si es un niño o un anciano, el estado de salud previo a la cetoacidosis pueden marcar la diferencia entre una recuperación muy rápida o lenta.

Todos los casos deben ser tratados ya que puede reproducir secuelas muy graves, enfermedades e incluso llegar a muerte. Es posible que mientras que se tratan los síntomas de cetoacidosis empiece una administración de medicación para las causas que la han provocado, como una infección u otra enfermedad.

Cómo detectarla

cetoacidosis diabetica tratamientoLas personas diabéticas deben tener siempre a mano tiras de orina o un glucómetro. Con esto es fácil detectar un nivel anómalo en sangre y así poner remedio antes de que la concentración de cetonas sea elevada.

Si eres diabético debes escuchar tu cuerpo para aprender a detectar los primeros síntomas de cetoacidosis. Esto evita consecuencias graves y permite realizar una prueba rápida para verificar el nivel de cetonas en el cuerpo.

La primera prueba que se realiza con diabetes tipo 1 es con una muestra de orina. Si da positivo comienza el test de beta-hidroxibutirato en sangre que indicará el nivel de cetonas en sangre así como el estado de la cetoacidosis.

Las personas con diabetes tipo 2 tienen menos probabilidades de sufrirla. Los casos que aparecen son debidos a no seguir la rutina adecuada del tratamiento o como subproducto de otra enfermedad grave que también padece el paciente.

Síntomas de cetoacidosis diabética

  • Boca seca.
  • Sequedad en la piel.
  • Cara roja.
  • El aliento puede tomar un ligero aroma a frutas, aliento cetónico.
  • Náuseas y ganas de vomitar.
  • Dolor de estómago.
  • Poca hambre.
  • Respiración más rápida de lo normal. Acostado puede costar respirar.
  • Mareos, pérdida del conocimiento, desorientación.
  • Dolor de cabeza, cefalea.
  • Cansancio, debilidad, pocas ganas de hacer cosas.
  • Muchas ganas de orinar junto con sed persistente durante varios días.
  • Dolores musculares, rigidez.
  • Hipotensión.

Es muy importante que si piensas que puedes estar sufriendo alguno de los síntomas de cetoacidosis diabética acudas urgentemente a un centro de salud de o al hospital para así evitar algunas complicaciones como insuficiencia renal, ataque de corazón o edema cerebral.

¿Cuáles son las causas más comunes?

cetoacidosis diabetica causas

Hay dos signos desencadenantes para que comience la acidosis metabólica o cetoacidosis diabética. Generalmente aparece cuando hay una administración insuficiente de insulina en el tratamiento de la diabetes o al aparecer una infección. Esta última, es la más probable y la causante del mayor número de cetoacidosis registradas.

Entre las infecciones del cuerpo humano que pueden provocarla se encuentran:

  • Neumonía.
  • Infección de orina o tracto urinario.

Además hay grupos de población diabética con mayor riesgo a sufrirla:

  • Obesos.
  • Tener más de 40 años de edad.
  • Padecer estrés, ansiedad.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Algunos casos en los que se administra diuréticos.
  • Afecciones de tiroides.
  • Dolencias del páncreas.
  • Uso de drogas y estimulantes.

También es bastante frecuente detectarla en personas con diabetes tipo 1 que todavía no han sido diagnosticadas. Al diagnosticar la cetoacidosis o un nivel elevado de cetonas en sangre es cuando hay una constatación de que la persona es diabética. A partir de este momento comienza a cuidarse y seguir una pautas para la diabetes. Antes, al existir desconocimiento sobre la patología de la persona no hay ningún control sobre la glucosa y las cetonas que pueden provocar la cetoacidosis.

Escribir un comentario