Costra láctea tratamiento para bebé y lactante

El tratamiento para la costra láctea es muy sencillo y no requiere de grandes cuidados en la mayoría de los casos. Esta afección, que en realidad es una dermatitis seborreica lactante —caspa—, puede afectar tanto a las personas adultas como niños pequeños. La diferencia es que en los bebés es algo habitual durante los primeros 18 meses y en algunos niños puede aparecer incluso sobre los 36 meses de edad.

Costra láctea tratamiento

En la mayoría de los casos puede notarse una capa de escamas de color blanco o amarillo sobre la cabeza del recién nacido o niño pequeño. Son gruesas y su tonalidad puede cambiar según cada bebé. Esta capa puede cubrir, además, la frente, cejas, orejas, cuello y axilas. A veces puede detectarse en las zonas que cubre el pañal.

El tratamiento para la costra láctea habitual es utilizar un champú suave todos los días. Lavar la cabeza con delicadeza al recién nacido puede hacer que se desprendan del cuero cabelludo y facilitar su eliminación.

Cómo aplicar el tratamiento para la costra láctea

Lo mejor es dejar pasar unos días o semanas para que desaparezcan las escamas por sí solas. En los casos que hay que aplicar una loción o champú, este se extenderá con delicadeza, realizando un suave masaje sobre la zona afectada. Tanto si es el cuero cabelludo como si hay aparición de costra láctea en la cejas.

costra lactea tratamientoLos padres que no aplican un cosmético especial, simplemente pueden repetir el proceso de masajear con mucha suavidad con agua, con una toallita húmeda, o pasar una esponja mientras se realiza el lavado de la cabeza y zonas afectadas todos los días. Esto facilita su desprendimiento y poco a poco irán desapareciendo. Nunca tirar de ellas.

Cuando desaparecen los síntomas y no hay escamas puede volverse a la rutina habitual de lavar la cabeza dos veces por semana. Esta es una forma eficaz de evitar nuevos brotes de dermatitis lactante.

¿Es contagiosa?

No debes preocuparte por contagiar a otros bebés o a un miembro de la familia. La costra láctea no es contagiosa. No hay peligro de infección de otra persona por contagio, por tocar las escamas o por permanecer en la misma habitación. Aunque puede alarmar ver los síntomas sobre la cabeza del recién nacido no hay que realizar ninguna acción de aislamiento o prevención con otros neonatos.

Cuáles son las causas

Hay personas que piensan que es por falta de higiene pero esto no es verdad. Las causas de la costra láctea son desconocidas. Se piensa que puede ser debido a un aumento de la secreción de sebo capilar y de la piel. En los primeros días del nacimiento y durante los meses posteriores es normal que existan desarreglos y ajustes hormonales. Estos pueden provocar este tipo de síntomas. También pueden existir indicios genéticos pero no hay nada confirmado.

¿El champú para la costra láctea es bueno?

costra lacteaSólo algunos casos necesitan utilizar un champú especial. Cuando es persistente o aparecen irritación, piel agrietada o hay excreción de líquido amarillo. Comprar para la costra láctea champú es muy sencillo. Generalmente contiene ácido salicílico a muy bajas concentraciones. Otros incluyen caléndula por sus efectos antiinflamatorios y relajantes para la piel del bebé. Lo que sí es importante es que sea muy suave, esté libre de parabenos y químicos que puedan dañar la delicada piel de un niño pequeño. En este aspecto es muy importante que sea hipoalergénico. Algunos cosméticos incluyen formulaciones con aguacate u otros principios activos que pueden tener beneficios.

¿Es necesario ir al médico?

Siempre hay que acudir al pediatra para que revise los síntomas. Lo normal es que no vayan más allá de las escamas y el tratamiento sea simplemente esperar un tiempo o lavar con el champú suave para bebés. No obstante, la supervisión de un especialista es importante en esta etapa de la vida.

La mayoría de los casos el lactante no siente molestias o dolor con las escamas de la costra láctea pero sin embargo, cualquier tipo de dermatitis es mejor consultarla.

Eliminar y quitar la costra láctea para siempre

Al tratarse de una dermatitis seborreica es posible que vuelva a aparecer una vez que las escamas se han caído. Es probable que vuelva a tenerlas durante ciertos periodos en los tres primeros años de vida, aunque es más notable al principio del nacimiento. Al igual que sucede con los adultos, los efectos del sebo capilar pasan más desapercibidos una vez que comienza a crecer el pelo del niño.

Escribir un comentario