Dolor en el pecho al respirar, izquierdo, derecho

El dolor en el pecho es una de las patologías que más miedo causan en la persona que lo sufre. Aparece de repente y da la sensación que puede estar sufriéndose un ataque al corazón, un infarto o un episodio grave para la salud. Lejos de ser esto, la mayoría de las veces se debe a otro tipo de trastornos que, aunque leves, causan muchas molestias, son incapacitantes y originan gran ansiedad.

Hay diferentes causas que pueden causar malestar en la caja torácica así que vamos a verlas.

Causas del dolor en el pecho

Como decimos, pueden existir multitud de factores que provocan que sientas molestias en los senos, la zona de las costillas e incluso la espalda. Las causas del dolor de pecho son:

  • Esguince intercostal.
  • Contracturas en el tren superior, el tronco del cuerpo humano.
  • Angina de pecho y deficiencias en el corazón.
  • Ansiedad y ataques de pánico.
  • Mala digestión, acidez estomacal, reflujo gástrico y enfermedades del esófago.
  • Infección pulmonar, pleuresía, embolismo, neumonía, etc.
  • Daño en los cartílagos del pecho o inflamación de las articulaciones pectorales.
  • Traumatismo.

mujer con dolor en el pechoMuchas personas que sufren molestias al inhalar aire con los pulmones las padecen después de haber sufrido un traumatismo, un golpe en las costillas que puede ocasionar una pequeña fisura. En estos casos respirar se vuelve muy doloroso y hay que acudir al médico para que realice una radiografía. Puede existir un daño mayor, una costilla rota o sólo una pequeña raja. En este caso habrá que hacer algo de reposo y dejar pasar varias semanas.

Otra de las causas del dolor de pecho es tener varios esguinces en los ligamentos intercostales. En esta situación todo el bloque muscular se contractura e impide el movimiento. Suele aparecer por un sobreesfuerzo o movimiento brusco del tronco. El esguince intercostal muestra síntomas de dolor irradiado y disperso. No pudiéndose detectar el punto exacto donde aparece.

Los ataques de pánico son otra de las causas y generalmente cuando aparece el paciente no es consciente de estar sufriéndolo, al menos la primera vez. Piensa que es un ataque de corazón y entra en shock, pudiéndose desmayar por la falta de aire.

La angina de pecho reproduce un dolor en el tórax debido a que al corazón le llega poca sangre. La causa es la obstrucción de las arterias coronarias. Dura unos minutos hasta que el flujo de sangre puede restablecerse con normalidad.

Los problemas de estómago como mala digestión y acidez también son causas frecuentes para notar dificultades al respirar cuando hinchas los pulmones.

Otros dolores en el pecho aparecen cuando hay cierto grado de infección. Los patógenos causan daños en el tejido pulmonar, provocan la inflamación de los tejidos y vías respiratorias que conectan todo el sistema respiratorio y conecta con la caja torácica pudiendo desarrollar molestias constantes y puntuales.

Una costoncondritis es cuando se inflama el cartílago que conecta las dos últimas costillas con el esternón. En este caso hay mucho dolor y bastante frecuente para tener dolor torácico.

Otra situación es cuando hay pericarditis o inflamación de los tejidos superiores del corazón. Desaparece el malestar al inclinarte hacia delante y es habitual que exista fiebre, congestión nasal y dolores generalizados en todo el cuerpo.

Tipos de dolor de pecho

Después de comentar cuáles pueden ser los sucesos que son el origen y las causas más frecuentes, podemos distinguir el dolor en el pecho por:

  • Opresión en el medio del tórax.
  • Aparece en el lado izquierdo o derecho.
  • El dolor va y viene.
  • Punzadas al inhalar profundamente.
  • Desaparece o hay alivio al inclinarse hacia delante.
  • Hay irradiación hacia la espalda.
  • Quemazón.

tipos de dolor de pechoCuando es dolor en el pecho izquierdo y opresión en el medio de los dos pectorales, cerca de la zona del corazón suele deberse a un tipo de problema cardiaco. La sensación es de opresión, como tener peso encima. Muchas veces es ocasionado por la falta de oxígeno y sangre al corazón. Puede tratarse de angina de pecho o infarto de miocardio. Otros síntomas que también aparecen son ganas de vomitar y sudor en exceso. Es conveniente llamar a urgencias.

El pinchazo en el pecho puede estar relacionado con las fibras musculares. Es bastante común que lo sientas con más intensidad al abrir los pulmones, respirar hondo, hincharlos mucho o al moverte. Está relacionado con los esguinces intercostales, contracturas e inflamación de la musculatura pectoral y las costillas. El tratamiento para los pinchazos de pecho es relajantes musculares y antiinflamatorios.

Al inhalar profundamente aparece una punzada. Hay falta de aire. Es fácil que su origen esté en una infección o enfermedad pulmonar que impide que los pulmones puedan llenarse por completo. Algunas afecciones son pulmonía, neumonía, tuberculosis, etc.

Dolor de pecho y espalda es producido por contracturas y daños musculares. En ocasiones, cuando el dolor irradia hacia la espalda y existe presión arterial alta puede ser el origen de la aorta. Es importante acudir de urgencia a un centro hospitalario.

La quemazón en el pecho es de origen gastrointestinal, al igual que sucede con el ardor de garganta. Las personas que tienen procesos digestivos anómalos, acidez y reflujo gástrico suelen padecer este tipo de sintomatología con mayor frecuencia. Hay que observar si aparece una hora o dos después de comer.

Qué hacer cuando aparece

Lo primero es tener calma. En la mayoría de las ocasiones no hay riesgo para la salud y alarmarte puede empeorar los síntomas, así que hay que intentar no entrar en pánico y acudir al médico más cercano cuando hay falta de aire o un malestar profundo.

Si no es una situación peligrosa el médico la diagnosticará e indicará el tratamiento adecuado. En caso de ser una patología importante habremos acudido al médico y allí podrán derivarte o tratarte con los medios adecuados.

Es importante que comprendas que este artículo es informativo. Puede servir de ayuda pero nunca podrá sustituir la experiencia y consulta de un profesional. Hay que evitar hacer un autodiagnóstico y solicitar la ayuda de un profesional.

Si no lo tienes muy claro, consúltalo para un diagnóstico.

4 Comentarios

  1. belen
  2. Delia
  3. Norma
  4. Johana rodríguez

Escribir un comentario