Faringitis crónica tratamientos y remedios caseros

La faringitis crónica es un proceso inflamatorio permanente que irrita la garganta y las mucosas de la faringe. Puede aparecer por diversas causas como un componente infeccioso, falta de vitaminas y minerales o un bajo nivel anímico que afecta la mucosa faríngea. Hay diferentes factores que pueden afectar al organismo, en especial a la garganta en personas con cierta sensibilidad.

Es importante diagnosticar adecuadamente a la persona que sufre los síntomas crónicos y ver cuándo empeoran ya que hay tres variantes que pueden cronificarse. Así que vamos a verlas.

Tipos de faringitis crónica

  • Simple.
  • Hiperplásica o granulosa también conocida como hipertrófica.
  • Seca o atrófica.

El médico o el otorrinolaringólo puede recomendar un tratamiento especial si la faringitis se repite mucho. Cuando es crónica puedes requerir diferentes productos medicinales o un tratamiento natural. Algunos de los síntomas y de las molestias que acarrea este tipo de irritación de garganta puede ser diferente según se desarrolla. Así que es posible que algunas formas de curar la faringitis crónica en tu caso difieran en otra persona.

Por ejemplo, algunos pacientes desarrollan una del tipo bacteriano o vírico y otros, en cambio, son sensibles a los cambios de temperatura o un exceso del habla. Así que el camino para ponerle remedio tiene, obligatoriamente que compartir puntos pero también profundizar en medidas correctoras para reducir la inflamación de las mucosas de la faringe.

Vamos a ver los síntomas que tien para que puedas identificarla mejor y así después comprenderás mejor los tratamientos más eficaces para esta afección.

Síntomas de una faringitis

  • Sequedad en la garganta.
  • Necesidad de carraspear.
  • Pinchazos o punzadas de dolor al tragar alimentos o saliva.

Síntomas de faringitis

  • Rojez e inflamación de las amígdalas, campanillas y tejidos colindantes.
  • Fiebre.
  • Dolor de oídos.
  • Cefalea leve.

Todos los casos desarrollan los mismos síntomas. Comienza por una ligera aspereza en la garganta y a media que avanza el día pueden notarse la sequedad de la garganta, la necesidad de carraspear y al tomar algún alimento las punzadas de dolor. Sólo en algunas ocasiones, cuando no se pone remedio y se insiste en continuar haciendo uso de la garganta, como por ejemplo hablar, pueden empeorarse los síntomas y desarrollar fiebre.

Tratamiento faringitis crónica

La forma más común de aliviar los síntomas y por lo tanto de tratar una faringitis crónica es mediante la toma de vitaminas, pastillas relajantes para la garganta y productos medicinales mucorreguladores. Estos complejos pueden solucionar gran parte de los síntomas y aliviar las molestias cotidianas.

Además está recomendado evitar los cambios bruscos de temperatura y aparatos que resecan el aire en casa o en la oficina, como sucede con el aire acondicionado. Uno de los grandes problemas que afectan a muchísimas gargantas.

faringitis cronicaLas personas fumadoras deben dejar el tabaco o al menos reducir al mínimo su consumo, evitar espacios con humo, con excesivo calor o frío.

También mejora los síntomas comer alimentos templados, ni muy fríos ni calientes ya que ambos extremos afectan a la inflamación y por lo tanto elevan parte de los síntomas como irritación y el carraspeo.

Si después de hacerse crónica hay complicaciones de salud o esta vuelve muy a menudo es posible acudir a la cirugía. La operación de faringitis recibe el nombre de amigdalectomía o adenoidectomía y pueden hacerse por separado o en conjunto.

Remedios caseros para la faringitis crónica

  • Protegerse el cuello y pecho. No llevar escote o camisas abiertas en invierno.
  • Evitar las bebidas frías los fines de semana.
  • Hablar lo necesario. Si tu trabajo tiene un fuerte componente dialéctico quizás necesites acudir a un foniatra. Este puede mejorar la forma como pronuncias y relajar las cuerdas vocales cuando hablas. Quizás estés haciendo demasiado esfuerzo sin darte cuenta.
  • No fumar cuando es crónica. Aunque desaparezca, si tienes debilidad en esta zona el humo del tabaco impedirá que haya una recuperación completa.
  • Si vives en un lugar muy seco prueba a utilizar un humidificador.
  • Evita los ambientes muy fríos o calurosos o los cambios bruscos entre ellos.
  • Tomar infusiones con miel. Puedes prepárate deliciosas bebidas clientes para que la miel se deshaga y tomarla cuanto la temperatura sea la adecuada. Si metes el dedo sabrás cuando está perfecta para cuidar tu mucosa faríngea. Además la miel suavizará la irritación y disminuirá el carraspeo.

¿Tiene cura?

Al igual que no hay una causa común y exclusiva para todas las personas que la sufren sino que, los factores que la originan son múltiples, también existen diferentes procesos terapéuticos para curar una faringitis crónica. El nombre de “crónica” no debe asustar ni mitificarla. Puede combatirse y reducir sus síntomas con algo de paciencia y aprendiendo las señales de nuestro cuerpo. Siguiendo los remedios caseros que hemos indicado como tratamiento para la faringitis crónica y las indicaciones del otorrinolaringólogo vas a mejorar en poco tiempo.

Y, en los casos en donde los episodios faringíticos son persistentes, siempre existe la posibilidad de realizarte la intervención si así lo cree adecuado tu especialista. Así que sí, tiene cura pero debes dejarte asesorar, seguir las recomendaciones para aliviar los síntomas y esto funcionará como remedio para prevenirla.

2 Comentarios

  1. Brayan
  2. nancy

Escribir un comentario